ÀGER

Ermita de la Mare de Déu de Pertusa, Serra del Montsec, se conserva poco de lo que realmente un día fue, está ermita tiene un cuento que solo los del lugar saben contarlo.

LLEIDA

De excursión en Àger

EXCURSIÓN AL CONGOST DE MONTREBEI

de excursión en àger

DURACIÓN

HASTA 4 h y 10 min

de excursión en àger

DIFICULTAD

Fácil

de excursión en àger

COTA MÁXIMA

830 m

ruta de excursion en ager

En la Alta Noguera está la montaña más característica de la comarca: el Montsec.

Es la sierra pre-pirenaica, que se extiende de Poniente a Levante y posee unos impresionantes barrancos que la separan del Pallars Jussá.

La Noguera del Montsec d’A-rés limita el valle de Áger al Norte y alcanza los 1.678 metros.

Los desfiladeros del Noguera Pallaressa y del Ribagorqana, en Montrebei, forman el límite occidental de la comarca.

Y al Sur de Montsec d’Arés aparece el suave abombamiento de las sierras de Sant Mamet y Montclús, y también el valle de Áger, un soleado enlace entre montañas y tierras bajas.

Áger fue centro del vizcondado de Áger, entre 1180 y 1236, en un amplio valle al pie del Montsec. En lo alto de una cima está la antigua colegiata de Sant Pere. La hizo construir Arnau Mir de Tost, en el recinto del castillo.

Es una bella muestra del románico de finales del siglo XI. Algún capitel está en el Museo Diocesano de Lleida. En la parte baja de Áger está la iglesia de Sant Vicenç que contiene un sarcófago romano, del siglo III, que también sirvió de pila bautismal.

Te aconsejamos visitar las rutas de senderismo cerca de Barcelona

Tal como se puede observar en la región, el valle de Áger y el Montsec son parajes ideales para practicar el vuelo en ala delta o el parapente.

Su club social se halla precisamente en la localidad de Áger y, por sus perfectas condiciones climáticas, desde hace años se celebran Campeonatos de España de estas dos especialidades, en el mes de junio.

de excursión en àger

¿Qué hacer en Àger?

Qué visitar

La Ermita de la Mare de Déu de Pertusa, Serra del Montsec,

En la Alta Noguera está la montaña más característica de la comarca: el Montsec.

Donde comer

Comer verduras, frutas, embutidos y confitados de cerdo, algunos de los productos más típicos de la gastronomía de la Noguera. Sus dos platos más populares son la coca de sanfaina y los caracoles. Probarlos en el Molí d’Áger (Sanies Creus, s/n). Cocina tradicional y habitaciones.

Donde dormir

Dormir en el hotel Juan Ramiro (Ctra. de Balaguer a Tremp, km. 26, Fontdepou, Áger), un hospedaje de dos estrellas.

excursión en ager

La mejor ruta de excursión en Àger

Empezaremos la excursión en el pantano de Canelles, en el seno de la Noguera Ribagorcana.

Podemos observar una vista excepcional del embalse desde la ermita fortificación de la Pertussa, cerca del final de la pista que proviene de Corcá.

Previa visita a la ermita, caminaremos hacia el Norte, siguiendo las marcas de gran recorrido (G.R.) blanca y roja.

De repente, el camino desciende brusco y sinuosamente por un firme irregular y pedregoso.

Cruzamos el Barranc de la Pardinaafrontamos la cuesta más empinada del itinerario.

A unos 20 minutos hallamos una construcción en ruinas: es el Corral del Batlle (20 minutos).

Muy cerca de este punto existe una fuente muy fresca.

Un cartel nos advierte que nos faltan 45 minutos para el Mas de Carlets, donde encontraremos una pequeña fuente y servicio de refugio de montaña (1 h. 5 m.).

Antes, a medio camino, dejaremos las marcas rojas y blancas y seguiremos las blancas.

Las paredes de roca van cerrando el valle a partir de Mas de Carlets, volviendo a seguir las marcas blancas y rojas.

El camino desciende y estarnos a punto de entrar en las entrañas del Congost de Montrebeiuno de los espectáculos más remarca-bles de nuestra naturaleza.

Al cabo de media hora el camino se bifurca (1 h. 30 m.).

Tomamos el que desciende hasta el río, para seguir el antiguo camino.

Desde hace 20 años, el Camí Vell de Montrebei queda bajo las aguas cuando sube el nivel del embalse.

Para sustituir está vía se construyó otro camino, que discurre a media altura.

Esa será la ruta de retorno, en caso de que las aguas cubran el Camí Vell.

El itinerario no tiene pérdida.

El paisaje se transforma en un insólito y encantador desfiladero, encajonado entre el Montsec d’Ares, a la derecha, y el Mont-sec de l’está», a la izquierda, y ya en Huesca.

Cuando las paredes vuelven a separarse, en 20 minutos, después de presenciar el tramo más atractivo, el camino sube por una zona algo confusa y con algún árbol cruzado a nuestro paso.

Conectamos con el camino de arriba, que tomaremos a la vuelta.

Seguimos un cuarto de hora hasta el Barranc Fondo, donde el metálico Pont Penjat (2 h. 5 m) comunica ambos lados del torrente.

Si siguiéramos 15 minutos más, llegaríamos a unos llanos espaciosos y con prados de pastores, donde las ovejas dan vida al lugar.

Retrocedemos por el mismo camino, en sentido inverso, pero está vez no bajaremos al río.

A los 15 minutos localizamos la bifurcación por la que hemos subido, pero ahora seguirnos recto hacia arriba.

Proseguiremos por el peculiar camino que corta los peñascos y volveremos a disfrutar del maravilloso Congost, está vez desde tribuna.

La Coya Colomera queda a nuestro alcance en breve.

El vertiginoso precipicio de la derecha va ganando altura y el camino se estrecha en algunos tramos y se endereza en otros.

Hay que prestar mucha atención en este punto, especialmente si hay niños.

Pronto llegaremos otra vez al Mas de Carlets (3 h).

En regreso hasta la pista de Corea no supone ninguna dificultad, excepto la pendiente que

antes nos hitó bajar al Barranco de la Pardina.

En diez minutos retornamos a la ermita de la Pertussa (4 h. 10 m.). nuestro punto de partida.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
senderismo online

Suscríbete a nuestra Newsletter