VALLS

Valls era citada ya en ciertos documentos del siglo XI. En 1130 el arzobispo de Tarragona Sant Oleguer obtuvo tierras de Guillem de Valls, sobre las que se hizo construir un castillo donde ahora está la plaza del Pati.

TARRAGONA

Nos vamos de excursión a Valls

EXCURSIÓN DE FARENA A MONT-RAL

nos vamos de excursión a valls

DURACIÓN

HASTA 3 h y 45 min

nos vamos de excursión a valls

DIFICULTAD

Medio

nos vamos de excursión a valls

COTA MÁXIMA

876 m

valls

Partiendo de Valls, y tomando la carretera que va a La Riba, pasaremos por Picamoixons, uno de los pueblos agregados a Valls que posee una iglesia neo románica.

La Riba, ya en la Conca, es una población pintoresca e industrial situada entre peñascos, en el Estret de la Riba, que es el paso natural del río Francolí por la sierra Prelitoral.

Son típicos sus molinos papeleros, una industria que fue primordial en el siglo XVIII, y la Torre del Pedrol, a 525 metros de altitud.

Te recomendamos visitar Vilaplana del Camp

La disposición del pueblo, con casas escalonadas en la montaña, le dan un aspec-to muy pintoresco y por este motivo se la denomina popularmente el Pessebre de Tot l’Any.

La Casa de la Vila contiene la pequeña biblioteca museo Josep Sena Farré, que atesora numerosos documentos y una bonita colección de armas, de monedas y de medallas, reunidas todas ellas por Serra Farré (1868-1941) durante su vida.

BELLA PANORÁMICA

A la vera del río Brugent podemos beber en la Font Gran y dirigirnos hacia Farena para visitar su iglesia de origen románico.

Farena pertenece al término de Montral, la capital municipal, situada en una colina desde donde se domina una amplia panorámica sobre el Camp de Tarragona.

Montral es un centro de veraneo en el que hay un refugio para excursionistas, dónde no falta una pequeña iglesia románica de primitiva construcción.

Si pernoctamos en Valls aprovecharemos para pasear por su casco antiguo de aire medieval y conocer su rico pasado histórico y folclórico.

Valls cuenta con dos colles castelleras (antiguamente eran conocidas como la carlina y la liberal), que son las mejores del país y participan en todas las fiestas.

El último domingo de enero se celebra la callsotada de Valls y la fiesta de Els Tres Tombs está el domingo después de Sant Antom Las fiestas mayores de Valls son la Sant Joan y, en octubre, la de Santa Ursula.

senderismo caminata excursion valls

¿Qué hacer en Valls?

Qué visitar

Comprar las típicas coques de recapte y pan cocido con leña en la única tienda de Montral, sitúada en plena montaña y con grandes vistas panorámicas: en la panadería Quatre Barres (Julivert, s/n).

Cierra los domingos y solo abre durante dos horas, concretamente de 9 a 11 de la mañana.

Donde comer

Comer en Gourmet (Crta. de Lleida, Valls).

Es un establecimiento de cocina muy elaborada.

O en la Masia Bou (Crta. de Llei-da, km. 21,600, Valls), donde les ofrecerán las típicas calçotades.

Donde dormir

Dormir en el hotel Félix (Ctra. N-240, km. 17,000, Valls).

Es un establecimiento nuevo y tiene tres estrellas.

nos vamos de excursión a valls

La mejor ruta de excursión en Valls

Partiendo del aparcamiento entrando en Farena, tomarnos la calle que va al Sudeste, decorada con arcadas de parras.

Al fondo, podemos contemplar Mont-ral. nuestro objetivo.

Al final de la calle cogemos una pequeña senda, que conecta con una pista forestal.

La señal de pequeño Recorrido, amarilla y blanca, nos facilita este tramo.

Descendemos por el camino que, a la derecha, nos introduce en el valle del río Brugent.

Hallamos una Balma muy espaciosa junto al camino, bajo un enorme roquedo.

Tres minutos más y pasamos junto a una acequia y una balsa.

Un curioso puente de madera cruza el río, pero no lo tomamos.

Pronto llegamos a un molino, con un letrero de Pesca Controlada.

Aquí tendremos que afrontar un paso relativamente difícil, pero con componentes de aventura.

Se trata de cruzar el río a través de unos cables metálicos que comunican ambos márgenes.

El cable superior para agarrarnos con las manos y el de abajo, para apoyar los pies, lo que requiere dosis de agilidad.

Si no nos atrevemos, podernos cruzar los cinco metros de ancho del río por unas rocas que hay unos metros más abajo.

Cruzado el Brugent, el sendero nos lleva a unos parajes maravillosos. Junto al río se levantan grandes bloques de roca, que en ocasiones tendremos que ladear (25 minutos).

A los pocos metros, en la otra orilla, hay una gran mansión ruinosa, antiguo molino. Después de pasar unos chopos, el sendero se convierte en una pista más ancha y, a la media hora de excursión, llegamos a las ruinas de otra masía.

Aquí dejamos las marcas de P.R. (amarillas y blancas) y ascendernos por una antigua senda de leñadores que subiremos a nuestra derecha, delante de la masía. A solo 20 metros se encuentra una bifurcación y tomarnos la izquierda, afrontando una dura cuesta.

La ruta está medio perdida, pero seguirnos la zona más despejada, ascendiendo oblicuamente la ladera.

Al cumplirse una hora de excursión, el sendero sale del bosque por encima de un modesto roquedo y conecta con una pista de explotación forestal. Ascendemos por la derecha, siguiendo la pista principal.

En 20 minutos la cuesta pierde intensidad y el camino presenta un empedrado natural. Un majestuoso roble invita a descansarUna curva asciende a la derecha (1 h. 30 m.) de forma brusca, detalle que nos indica la ruta correcta y, a unos 200 metros, sube un sendero por la derecha, que no tomamos.

Tres minutos más, en un gran plano, giramos a la izquierda, hasta que alcanzamos la carretera.

La cruzamos y tomamos la pista que sigue al otro lado, hasta localizar la señal de Gran Recorrido (blanca y roja).

Seguimos esa traza a la derecha, por una estrecha senda entre los campos.

Esta nos conduce sin pérdida hasta la colina de Mont-ral, donde visitaremos la iglesia de Sant Pere (2 h. 5 m.).

El regreso lo iniciamos junto al refugio Muste-Recasens y a la Casa de la Vila, donde retornamos las trazas blancas y rojas. En 5 minutos vernos un poste indicador y seguimos a la izquierda.

La pista desciende y pasa junto a un refugio libre y un pozo. Seguirnos las marcas amarillas y blancas, despreciando bifurcaciones.

Llegamos a un riachuelo junto a la carretera (2 h. 40 m.). Para conectar con esta giramos a la derecha, junto a una balsa.

La ruta sigue la carretera, al Oeste. La bajada es muy acusada (3 h 18 m.) y al final gira a la izquierda.

A 150 metros tomamos un sendero a la derecha. En quince minutos, otro tramo de carretera, a la derecha, nos llevará sin problemas a Farena (3 h 45 m.).

Face  –  Twit  –  Insta

Suscríbete a nuestra Newsletter

caminatas cataluña fin de semana

¿Quieres más?

Déjanos tu correo electrónico para que puedas tener toda la información y no te pierdas de nada.